Acuerdo para desarrollar el prototipo del futuro avión de combate NGWS/FCAS

Francia, Alemania y España alcanzan acuerdo para desarrollar el prototipo del futuro avión de combate NGWS/FCAS

Margarita Robles, ministra de Defensa de España, Florence Parly, ministra de las Fuerzas Armadas de Francia y Annegret Kramp-Karrenbauer, ministra de Defensa de Alemania, anunciaron la finalización de las negociaciones sobre el contenido de la siguiente fase del programa NGWS/FCAS, cuyo objetivo es desarrollar un demostrador de avión de combate de nueva generación que estará en vuelo para el 2027.

En un contexto cada vez más desafiante en el que la superioridad aérea se ve gravemente amenazada por el rápido crecimiento de las amenazas, el programa NGWS/FCAS (Sistema de Armas de Nueva Generación dentro de un Futuro Sistema Aéreo de Combate) contribuye directamente a la soberanía y seguridad nacionales y europeas.

Las negociaciones llevadas a cabo durante los últimos meses por la DGA, la BMVg y la DGAM han permitido alcanzar un acuerdo equilibrado entre los diferentes socios para el siguiente paso de la fase de demostración del programa. Los acuerdos gubernamentales correspondientes están ya listos para que se inicien los procesos nacionales para su validación formal.

El NGWS estará compuesto por un NGF (New Generation Fighter – Avión de Combate de Nueva Generación), RCs (Remote Carriers – Plataformas Aéreas No Tripuladas) y una Combat Cloud (Nube de Combate) diseñada para lograr el dominio de la información. Totalmente integrado en los diferentes Futuros Sistemas Aéreos de Combate nacionales, el NGWS podrá alcanzar la superioridad operativa en entornos muy disputados.

Al integrar tecnologías de última generación para proporcionar a las fuerzas armadas el nivel de rendimiento esperado (propulsión, maniobrabilidad, sensores de radar, optrónica, guerra electrónica, conectividad, inteligencia artificial, interoperatividad, etc.), el NGWS/FCAS situará a las industrias participantes a la vanguardia de la innovación en el sector de la defensa.

La organización industrial del programa se ha estructurado adecuadamente para garantizar la coherencia y la eficacia del proyecto, aprovechando las mejores capacidades de las industrias de cada nación en el marco de una asociación equilibrada, amplia y profunda. El esquema de cooperación llevado a cabo ofrece una oportunidad inigualable para fortalecer los activos tecnológicos de los tres países participantes, asegurando al mismo tiempo la mejor competitividad del futuro sistema.

Este ambicioso programa sin lugar a dudas mejorará la posición de Europa como proveedor de seguridad fiable y creíble, ya que los tres Estados participantes podrán actuar de forma soberana en los dominios estratégicos comunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *