Un drone MQ-25 Stingray reabastece de combustible en vuelo a un avión de combate

La Marina de los Estados Unidos y Boeing han demostrado que el reabastecimiento aire-aire utilizando una aeronave UCAV MQ-25 T1 es posible, al reabastecer un caza F-18 en vuelo. Durante un vuelo de prueba, el MQ-25 T1 extendió con éxito la manguera de reabastecimiento y transfirió de forma segura el combustible de aviación a un F/A-18 Super Hornet de la Armada de los Estados Unidos, demostrando la capacidad del MQ-25 Stingray para llevar a cabo su misión principal de reabastecimiento aéreo.

El contralmirante Brian Corey, que supervisa la Oficina Ejecutiva del Programa de Aviación no Tripulada y Armas de Ataque de la Armada, explicó “En los próximos años, trabajaremos codo con codo con Boeing para ofrecer esta capacidad que mejorará en gran medida la futura ala aérea de nuestros portaaviones”.

Por su parte, Leanne Caret, presidenta y CEO de Boeing Defense, Space & Security, ha dicho “Este acontecimiento histórico es un mérito de nuestro equipo conjunto de Boeing y la Armada, que está volcado en la entrega de la capacidad crítica de reabastecimiento aéreo del MQ-25 a la flota lo antes posible. Su trabajo es el motor de la integración segura de los sistemas no tripulados en el futuro inmediato de las operaciones de defensa”.

Durante la parte inicial del vuelo, el piloto de pruebas del F/A-18 voló en formación cerrada detrás del MQ-25 para asegurar el rendimiento y la estabilidad antes del reabastecimiento, una maniobra que requería tan sólo 6 metros de separación entre el vehículo aéreo MQ-25 T1 y la sonda de reabastecimiento del F/A-18. Ambas aeronaves volaban a velocidades y altitudes operativas relevantes.

Una vez completada la evaluación de forma segura, se extendió la cesta del MQ-25 y el piloto del F/A-18 se acercó para “conectar” con la aeronave no tripulada y recibir la descarga de combustible programada.

Este hito se produce después de 25 vuelos del T1, en los que se ha probado la aerodinámica de la aeronave y del ARS en toda la envolvente de vuelo, así como extensas simulaciones de reabastecimiento aéreo utilizando modelos digitales del MQ-25.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *